La lucha se llena de caras humildes

Publicado: abril 8, 2013 en Entre historias y reflexiones

Las crisis nos devuelven la posibilidad de observar cómo cambian las cosas. Quizá no estemos allí al 100%, quizá a veces nos preocupe más la letra del banco, quizá nos hayamos tenido que exiliar. Pero estamos ahí, en cada palabra que pronunciamos con honestidad. Las palabras de mentira no valen un pimiento, como esos “te quiero” encadenados que se dicen dos personas cada vez hablan por teléfono para cerrar la conversación.

La crisis también desmonta algunos mitos, como el de esperar a una burguesía ilustrada para que ilumine antes de hacer la transformación. Pensaba esto ayer viendo un programa en La Sexta acerca de las movilizaciones en pueblos y ciudades españolas. No sólo con el tema de los desahucios, sino en esos pueblos enteros que se han levantado para que no les quiten servicios como las Urgencias. Me llamaban la atención esas caras, la mayoría humildes, ancianas, trabajadoras, con tantas ganas como para no parar nunca. Y si es así, si el grito de los ciudadanos normales y humildes asusta tanto ¿cómo es qué tanta gente se conformó durante tanto tiempo con una barra de bar, con un sillón de telebasura, con una tarde engordando el cerebro con el pienso del centro comercial? Ese fue el principio de la derrota: acostumbrarnos a no hacer nada, como si no tuviéramos que cuidar las cosas.

La diferencia entre lo auténtico, lo verdadero y lo falaz y blando me recuerda a la relación entre los padres y los hijos. Ayer estaba comiendo en lugar muy agradable. Había un niño estupendo jugando y su padre, cada poco, le echaba una pequeña regañina sin importancia, como para marcar algunos límites. De repente, mientras comía, la silla del niño se fue para atrás. Había un pequeño desnivel. Casi se cae. Se le puso cara de miedo roto y su madre, que estaba charlando relajada se activó de repente, como un resorte. Lo abrazo con un montón de cariño: “Ey, ¿te asustaste?”. Y le curó la impresión del rostro. Eso sí que es auténtico y revolucionario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s