Archivos para noviembre, 2012

La huelga por mi barrio

Publicado: noviembre 14, 2012 en Entre historias y reflexiones

40% menos de cortados en el bar de debajo de mi casa, que es una de las catedrales del desayuno a media mañana. La cifra me la dio su camarero más ilustre. Yo no he tomado nada –también es huelga de consumo-, aunque hace un tiempo que dejé de ir, porque mi madre les ha declarado la guerra por el ruido que hacen y por el extractor de humos que tienen.

La Laguna se despertó a medio gas, quizá como un sábado, con unos veinte chicos de la CNT paseando por el centro, que más tarde se convirtieron en cien. Abrieron las franquicias y muchos pequeños empresarios de toda la vida, con sus tienditas de ropa y dulcerías, en los que siempre ha calado ese discurso empresarial de gente hecha a sí misma que tiene que pagar muchos impuestos y está desprotegida. ¡Pues más desprotegidos van a estar!

(Me permito recordar que los conductores de guagua también se hacen a sí mismos y hoy pararon casi al 100%)

Las cafeterías, casi todas abiertas, como si la cosa no fuera con ellos.

Cerró el pequeño comercio con cierto sabor izquierdista, como la chica que se fue a la India y cogió un pequeño local donde vende ropa de aquellas zonas. O como la compañera de Instituto, que tiene una cafetería con su novio y hoy no han abierto. O como el librero rojeras de toda la vida, que ha vuelto a hacer como en todas las huelgas.

También los hay que jugaron al despiste: el indio que hay al lado de mi casa tenía anoche un cartel anunciando que cerraba y hoy se le podía ver vendiendo ipads y otros enseres. O algún banco con la puerta cerrada donde había que tocar el timbre. Desde una tienda salía la risa chillona de una trabajadora: “Hay un montón de sitios medio cerrados con la gente trabajando”, como si los huelguistas fuéramos el Ku-klux-klan y estuviéramos a punto de quemar a la gente. A lo mejor, si un día tiene que tragarse una lista de espera de un año para operarse de una hernia discal, ya no se ríe tanto.

Esta tarde hay manifestación en Sta Cruz de Tenerife. Si veo algo interesante, se los cuento. Como no cobro por esto, no lo considero trabajo. Simplemente, lo disfruto.

Anuncios