Mao Zedong habla nepalés

Publicado: abril 15, 2012 en Entre historias y reflexiones

Mao de Andy WarholLa primera vez que escuché hablar de maoísmo fue en la cocina de mi casa con 14 años. Mi madre me contó que en la universidad había una chica a la que llamaban Montse-Tung, porque era muy roja y pertenecía a la Organización Revolucionaria de Trabajadores, que también tenía una célula en la Universidad de La Laguna.

A pesar de esa imagen de maestro de pueblo sonriente que hay en la iconografía maoísta,  para mí “el gran timonel” siempre ha significado algo así como la locura dentro de la ingeniería social, con el intento de cambiar la naturaleza humana y echarle las culpas a cosas dispares como la burguesía, Occidente o Shakespeare. Y si eres un poquito finolis, pues a reeducarte plantando arroz en un campo de trabajo.

No creo que haya muchos maoístas en el mundo, sobre todo cuando su país de procedencia se ha convertido en una máquina depredadora de hacer capitalismo. Pero resulta que me he venido a uno de esos sitios que tiene grupos maoístas activos, que reivindican la figura de “el gran timonel” y que encima están en el gobierno. Pero como en todo, hay matices.

Los maoístas fueron esenciales en la caída del rey Gyanendray y la proclamación de la república en 2008, tras diez años de guerra y 15.000 muertos. No provocaron esa caída, pero sí la aceleraron, con un proceso que incluía guerrilla pura y dura en las zonas rurales y algunos atentados terroristas en la capital. Todavía hay mucha literatura científica y muchos debates sobre la contribución de la guerrilla maoísta y sobre los asesinatos que también provocó en su día. Y lo que queda…

Buenos o malos, el pueblo nepalés les dio una mayoría minoritaria en las elecciones de 2008 para que lideraran la redacción de una constitución, aunque sin pasarse en sus atribuciones. Pero el poder les ha pasado factura interna, como a todos. Los hay que apuestan por llegar a acuerdos con otros partidos y los hay que, como Mao, sólo quieren una revolución socialista y consideran a sus compañeros unos simples “reformistas” que se han vendido al capital.

He contabilizado tres facciones dentro de los maoístas: unos, los duros –o hardliners-, liderados por Mohan Vaidya, alias Kiran, que se mantienen en la ortodoxia maoísta. Otros, más moderados y liderados por el secretario general del partido, Pushpa Kamal Dahal, alias Pachandra, un tipo de aire campechano que se pasó veinte años en la clandestinidad. Ahora, se ha conseguido un chalet bastante potente en uno de los buenos barrios de la ciudad. Y una tercera facción, la más posibilista, cercana al primer ministro, el doctor Baburan Battarai, un intelectual con aire respetable y vieja militancia maoísta que no tiene mucha pinta de estar pasándoselo en grande.

Los hardliners convocan y desconvocan huelgas contra su propio partido, como esta semana. Todavía no sé si tengo clase o no. Pero lo más grave es que hay algunos descontrolados que han intentado poner bombas caseras en sitios concurridos. El otro día cogieron a tres en la ciudad de Kathmandu que tenían intención de colocarlas en unos autobuses.

Tengo un compañero muy inteligente en la universidad que dice que la consecuencia de la guerra civil ha sido generar una cultura de violencia en el país que no existía. Según él, muchos maoístas –pero también otros grupos- piensan que a través de la violencia y la extorsión pueden conseguir cosas que no consiguen pacíficamente. Un botón de muestra es la universidad, donde los partidos también  tienen a sus líderes estudiantiles, que son muy poderosos: al decano el año pasado le pegaron una paliza y estuvo varios meses sin venir. A la antigua profesora de Español, mi antecesora, le impidieron volver a clase y le cerraron el departamento por no estar de acuerdo con ella. Yo no he tenido ningún problema aún. Pero por si acaso, a veces levanto el puño socialista para saludarlos cuando pasan al lado 😉

Anuncios
comentarios
  1. Eddie dice:

    ” Pero por si acaso, a veces levanto el puño socialista para saludarlos cuando pasan al lado”….
    Muy bueno eso…¿contrarrevolución cultural?

  2. un obrero del barrio san honorato dice:

    jorge,te escribo para felicitarte por tu “santo” del santoral de toda la vida, que luchó contra los dragones como representantes del mal. El tema tiene entidad.
    La felicitación es de todos, desde tu periferia.
    Saludos para Vanessa (con dos “S” ?). Un abrazo Juan Luis W y familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s